Desmintiendo mitos

Pelotas ¿Realmente son necesarias?

Muchos de vosotros habéis oído alguna vez que lo mejor para que un perro esté tranquilo es cansarlo, ¿Y qué hay mejor que una pelota para cansar a nuestro amigo perruno?

Bien, pues esto es totalmente falso. Un perro cansado no es un perro tranquilo, es un perro agotado.

Para conseguir que nuestro perro esté tranquilo debemos trabajar la calma. Propiciar que todo lo que pase en el hogar sea relajante o tranquilo.

Por supuesto debe hacer ejercicio, pero después del ejercicio hay que ayudarle a volver a la calma: música relajante, aromaterapia, juegos de olfato y estimulación mental, paseo relajante y sobre todo, nada de tirones de correa, chistidos o similares.

Por otro lado, las pelotas no se deben utilizar en presencia de otros perros que no conozcas y/o que puedan tener problemas como proteger la pelota o no querer compartirla, que haya una obsesión por jugar con pelotas, etc. ya que por norma general son una fuente de conflictos.

Además, al lanzar la pelota para que vaya a perseguirla, buscarla y cogerla, estamos fomentando sus instintos de caza y persecución. Por lo que si tu perro se lanza a por bicis u objetos en movimiento, en un principio no es el juguete más adecuado para él.

Y por último, se deben evitar las pelotas de tenis, pues muchas de ellas están fabricadas con fibra de vidrio y esto hará que se estropee el esmalte dental de vuestros compañeros peludos.

Feliz semana! 🐶 Guau guau!